domingo, 15 de marzo de 2015

Regalos para invitados. La boda de Miguel y Darling

Holaaaaa

¿Qué tal lleváis el fin de semana?
Yo comencé el viernes con el post que os traigo hoy, pero las cosas se liaron tanto que hasta hoy por la mañana no lo he podido terminar y es que... ¿quién se resiste a estar con la familia y echar un día de risas con los amigos de toda la vida? Hay cosas en ésta vida que no tienen precio y que hay que aprovecharlas cuando vienen, así que cuando se presentó la oportunidad, no pude negarme y el blog esta vez tuvo que esperar...

¿Vamos al lío? ¡Que me enrollo y no paro!
La semana pasada os conté que había estado muy liada con un pedido que me hizo mi amiga Lorena. Lorena es la típica amiga que se acuerda siempre de ti y cuenta contigo para todo lo que esté dentro de sus posibilidades y de las tuyas, claro. Siempre que tiene oportunidad acude a mi. Así que en cuanto se enteró que los novios de la boda a la que ella asistía no tenían recordatorios para regalar a sus invitados, allá que vino a mi rauda y veloz. Y allí que nos ves un martes a las nueve y media de la noche acordando qué hacer para los invitados a la boda que se celebraba tres días después... ¡una locura!
Todavía no sé cómo, pero finalmente, la prueba la superamos y con sobresaliente (por lo que me contó Lorena, claro!).


No lo he dicho, pero ya lo habéis podido ver, el encargo era un cestito de mimbre adornado para la ocasión y dentro de él unas bolsitas de tul de diferentes colores con broches en forma de abanico con muchos y diferentes estampados: 


He de decir que el encargo fue entregado "in extremis" y por poco no puedo ni hacerle las fotos. 
No sé cómo no sale la mano de mi marido en esta última que estaba a mi lado esperando a que sonara el "click" de la cámara para cogerlo y salir corriendo a entregarlo... ¡la ceremonia ya había comenzado!
A pesar de que nos habíamos cruzado varias llamadas, no habíamos hablado de la hora de la boda y en la última llamada me dice Lorena: "...que estoy camino del lugar de la ceremonia" y yo...: "ay, ay, ayyyy... mi mensajero está ya montado en el coche saliendo" . Por suerte el mensajero llegó a tiempo.
¡Uuufffff... qué alivio!



Y hasta aquí la aventura de hoy, que a ésta si le puedo llamar aventura porque hubo emoción hasta el último minuto.
¡Ay Lorena, yo te quiero mucho, pero no me hagas esto otra vez! jajajajaja

Si eres nuevo por aquí y tu buscador te ha traído hasta este post y te gustaría entregar unos regalos así en tu celebración, solo tienes que escribir a:


Y si te ha gustado el post de hoy y quieres dejarme un comentario aquí debajo, me gustará muchísimo leerlo.
Espero que terminéis el fin de semana muy felices y... ¡¡¡nos leemos el martes!!!


  

De aquí y de allá...

Recomendamos:

Recomendamos:
IRECON es una empresa contratista-constructora que centra su actividad en las energías renovables y la construcción de viviendas, naves y obra civil en toda España. Pincha sobre la foto para acceder a su web y conocer más sobre su trabajo.